La búsqueda por el placer con la ayuda de un objeto no es para nada algo reciente. Historiadores han encontrado en vestigios de nuestros antepasados artefactos de piedra y madera con formas fálicas, que supuestamente se usaban para coadyuvar en el sexo. También se dice que Julio César le regalaba consoladores a Cleopatra, hechos con cuero y rellenos de abejas que brindaban vibración.

Pero los primeros vibradores se fabricaron a finales del siglo XIX, por doctor inglés Joseph Mortimer Granville, considerado como el padre del vibrador mecánico. Sin embargo, el artefacto del doctor Granville no se creo con la finalidad de dar placer, sino para para combatir lo que entonces se conocía como histeria femenina (represión del deseo sexual en mujeres).

Fue hasta la década de 1960 y 1970 que los juguetes sexuales empezaron a comercializarse como tal, surgieron las famosas sexshops y cada vez juguetes eróticos más innovadores. 

Las sexshops hoy

Los vibradores han dejado de ser la única opción de juguetes para adultos. Hoy en día, escuchamos palabras como succionadores, tapones y bolas chinas dentro de este contexto. Y es que lejos de ser productos pervertidos, gracias a sus diseños y funciones, los juguetes eróticos se han convertido en cómplices de aquellas personas que buscan explorar nuevos niveles de placer en el sexo

Hay juguetes para usarse en solitario o en pareja, para mujeres u hombres, heterosexuales u homosexuales. Como las personas que los usan, los juguetes sexuales son muy diversos

Sextech

Si algo caracteriza a la tecnología, es el hecho de que ha hecho nuestras vidas más fáciles. ¿Cómo? Ahorrándonos pasos. Así también pasa con los juguetes sexuales. Gracias a las vibraciones y pulsaciones de estos productos, las cuales pueden ser exploradas a través de controles remotos o hasta apps, el trabajo manual es mínimo. 

La mejor calidad

Hoy las personas buscan la mejor calidad en todo lo que compran. Por fortuna, los juguetes sexuales dejaron de fabricarse con materiales peligrosos, como madera, y ahora están hechas con materiales hipoalergénicos, que se acoplan al cuerpo, como el silicon de grado médico.

Cherish, una tienda en línea mexicana de juguetes eróticos, es prueba de esto. Su catálogo consiste en productos de calidad europea. Solo cuentan con las mejores marcas del mercado, como Womanizer y Satisfyer, famosos en el mundo digital por sus juguetes placenteros. 

Adiós a los tabúes 

Una vida sexual sin limitaciones ni prejuicios es una vida sexual sana. Y para lograr esto, se inventan cada día juguetes que pueden ayudar a las personas a descubrir mejor su cuerpo y disfrutar mucho más de él. Consentirse no es perversión, es amor propio.

DÉJANOS TUS COMENTARIOS

Please enter your comment!
Please enter your name here