En el mundo actual, la tecnología ha facilitado el progreso y el crecimiento de las pequeñas empresas hasta el punto de hacerlas competitivas con las grandes compañías. Una de las soluciones tecnológicas que más ha ayudado a las PyME son los servicios en la nube o SAAS, ya que han simplificado una gran cantidad de procesos como facturación, contabilidad, gestión de ventas, plataformas de atención al cliente, y mucho más. Es a través de estas que las pequeñas empresas pueden automatizar muchas de sus operaciones, ahorrando recursos y tiempo. 

Las SAAS, o Software as a Service, son un servicio alojado en la nube al que las empresas pueden acceder sin necesidad de instalar nada en sus dispositivos. Es decir, es un programa que podemos utilizar para gestionar y organizar nuestra empresa, y lo único que necesitamos para acceder a él es un navegador web. Hay muchos tipos de SAAS con distintos fines, y sin duda hay una serie de ellos que puede ayudar a cualquier PyMEs a crecer. 

Beneficios de contar con software en la nube

Las compañías que no utilizan los servicios en la nube adquieren licencias de diversos programas para gestionar su empresa. Algunas licencias son costosas, lo cual representa una gran inversión, y también deberán realizar la instalación y configuración en todos los dispositivos que se necesiten, lo cual puede tomar mucho tiempo. Cada tantos años habrá que actualizar el software, por lo tanto, habrá que repetir todo el proceso. Y, en caso de que haya un error o un problema, la compañía debe contar con un profesional que pueda dar una solución rápida.  

Una solución más simple, y que ofrece beneficios extra, son los servicios en la nube. Los SAAS no requieren de instalación alguna, ya que accedes a ellos a través de tu navegador web. Esto significa que todos los trabajadores de la empresa pueden tener acceso al mismo servicio rápidamente, inclusive si necesitas operar de forma internacional. Además, la actualización se realiza automáticamente, y cuando hay un problema o fallo, son los técnicos del servicio los que se encargan de solucionarlo. 

A diferencia de los software convencionales que adquirimos al comprar licencias, los SAAS suelen tener un sistema de pago en base a suscripciones mensuales o anuales, ya que estamos pagando por un servicio constante. Sin embargo, una gran ventaja es que muchos de ellos tienen una versión freemium que podemos utilizar para nuestro emprendimiento y así ahorrar más dinero. 

Es por esto que los emprendimientos prefieren este tipo de servicios. El acceso inmediato a la información, obtener la última tecnología, el resguardo de los datos, la sincronización automática, y la garantía de actualizaciones y soporte técnico sin cobro extra son tan solo las principales ventajas que se pueden encontrar al elegir los software en la nube. 

¿Qué SAAS debe tener toda PyME? 

En general, los más populares son los software de gestión, que te permiten simplificar procesos y automatizar tareas; sistemas CRM para ofrecer una experiencia personalizada a cada cliente; sistemas ERP para planificar y organizar los recursos empresariales; y los software de contabilidad que permiten llevar un registro en la nube de todos los números de la empresa. Dentro de cada categoría encontrarás muchas opciones, y elegir un SAAS dependerá del tipo de empresa que tengas y que servicios necesites. 

Con el tiempo, algunos software se han posicionado como los favoritos de muchos y son altamente recomendados para cualquier PyME que desea expandirse. Entre ellos encontramos: 

  • HubSpot: una plataforma completa que incluye marketing de ventas, gestión de ventas, procesador de pagos, CRM, y estadísticas detalladas de cada proceso. Tiene versión gratuita y de pago.
  • Shopify: un software de ecommerce que te permite crear tu propia tienda online, gestionar ventas, herramientas de fidelización, marketing, envíos, y más. Puedes comenzar gratis y luego subscribirte.
  • Facturama: facturama es un sistema de nóminas y también una herramienta de facturación amigable que se encuentra actualizada a los requerimientos del SAT. De esta forma puedes cumplir con las obligaciones fiscales de forma automática, sin importar qué tipo de emprendimiento tengas. Tiene un periodo de prueba gratis y luego puedes suscribirte a su versión de pago para poder facturar en línea.
  • Slack: un software de comunicación para facilitar el trabajo en equipo. La información es accesible para todos, organizada y más segura que utilizar email. Tiene una versión gratuita y una de pago.
  • Mailchimp: una plataforma de marketing que te permite crear campañas publicitarias de correo electrónico. Puedes gestionar tu lista de correos, crear campañas, ver estadísticas de rendimiento, y mucho más. Tiene versiones gratuitas y de pago.
  • Google Workspace: el compendio de las herramientas office de Google adaptado a tu empresa. Incluye un correo empresarial, Calendar, Meet, Drive, Documentos, Presentaciones, Hojas de Cálculo, Sites, Chat, y Formularios. Aunque se pueden utilizar las herramientas de forma gratuita, las versiones ilimitadas empresariales son de pago. 

Estas son tan solo algunas de las herramientas que muchas pequeñas empresas están utilizando actualmente para simplificar sus tareas y lograr crecer rápidamente. Te recomendamos que antes de elegir pienses en las necesidades de tu empresa y busques un SAAS que se adapte a tus requerimientos y presupuesto. Como ves, hay muchas versiones gratuitas que te ayudarán a empezar sin pagar un centavo, solo hay que elegir la que mejor se ajuste a tu emprendimiento. 

DÉJANOS TUS COMENTARIOS

Please enter your comment!
Please enter your name here