Home > Recursos Humanos > Clima Laboral > Los beneficios al mejorar la asertividad en el trabajo y juntas directivas
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votes, average: 5.00 out of 5)
Loading...

asertividad

Los beneficios al mejorar la asertividad en el trabajo y juntas directivas

La asertividad se puede definir como el conocer a plenitud los derechos propios y protegerlos, siempre respetando a los demás a nuestro alrededor. Tiene como condición esencial que todo individuo tiene derechos básicos o asertivos. Al enfocarse como una estrategia y modo de comunicación, la podemos situar en un punto intermedio entre dos directivas polares: la pasividad o indiferencia, que se fundamenta en acceder a que terceros tomen las decisiones por nosotros, o en determinados casos no consideren nuestros derechos. Por otro lado tenemos la agresividad, que se exhibe cuando no somos capaces de ser imparciales y respetar las ideas de los demás llegando incluso a pasar por sobre ellos para lograr un único fin personal.

La asertividad puede verse también como un comportamiento comunicacional donde la persona no violenta ni se somete a la voluntad de otros, sino que declara sus opiniones y defiende sus derechos. De igual manera es una forma de expresión adecuada, directa y ecuánime, cuyo propósito es comunicar las ideas y sentimientos o defender los genuinos derechos sin la finalidad de herir o perjudicar, procediendo desde un estado particular de autoconfianza, en lugar de la emocionalidad restrictiva característica de la ansiedad, la rabia o la culpa. Tener un criterio propio dentro de cualquier sociedad es imprescindible para comunicarse de una manera más acorde.

Todas las personas que cuentan con la capacidad de aserción logran sus metas, respetan a quienes los rodean y a ellos mismos, pronuncian sus ideas y actúan en el instante y lugar convenientes, con claridad y franqueza. Estos individuos muestran en todo momento legitimidad en sus hechos y poseen la capacidad de solventar de manera inmediata y objetiva los problemas o inconvenientes que puedan surgir. Su conducta verbal es impresionante, la expresión verbal es directa y decente, sus mensajes invitan al comentario, hace preguntas y pide colaboración, tiene capacidad para disentir y pedir explicaciones claramente. Su conducta no verbal también es un ejemplo para los demás, el mismo escucha activamente el participante, con contacto visual directo, pero sin ser provocador, habla fluidamente y con seguridad en cada palabra, gestos fijos y relajados a la vez, proximidad física y contacto corporal. Todo individuo tiene derecho a concluir cuándo prestar o no ayuda a los demás ya que es un derecho original, no obstante se debe considerar que no es recomendable defender esos derechos cuando existe un peligro real de recibir agresión física o se quebrante la legalidad.

Recuerde siempre que no existe una “personalidad inherente” asertiva o no asertiva, la misma se aprende por emulación y refuerzo, es decir, se dispone de lo que se nos ha trasferido como modelos de conducta, ya sea el núcleo familiar, laboral o escolar. Conserve en mente que hay un período y una forma apropiada para realizar cada diligencia, y el mejor modo de hacerlo radica en ser asertivo, ésta es la llamada llave para lograr el triunfo en las relaciones interpersonales. Unos cuantos autores sostienen que la asertividad tiene una correlación directa con la autoestima. Por tal motivo las personas que no se consideran valiosas periódicamente optan por no proteger sus derechos de manera activa, lo que desarrolla un círculo vicioso al volver a socavar su autoestima cuando sus derechos no son considerados u olvidados.

Revisar También

cuánto gana un contador

Descubre cuánto gana un contador independiente en México

Los profesionales de la contaduría son los encargados de aplicar, manejar e interpretar la contabilidad …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *