Cómo elevar las capacidades laborales con la formación continua

0
27
formación continua

El personal de cualquier empresa debe velar por la productividad de la misma, el sentido de pertenencia es clave ´para el éxito y desarrollo de las compañías. Imagínese un empleado atascado e inconforme difícilmente logrará cumplir sus responsabilidades, pero si al contrario nos topamos con un empleado lleno, con visión de futuro y espíritu de grandeza veremos un perfil muy distinto, sería una persona activa y perspicaz capaz de realizar cualquier tarea y además de darle un giro de desarrollo a sus responsabilidades. Ese impulso es lo que se debe buscar en los perfiles de los empleados en cada empresa, todas las competencias (habilidades y destrezas) de los integrantes de la familia empresarial deben se pulidas con el fin de crear hábiles y mejores trabajadores, la premisa es sencilla y clara, si un empleado no crece apenas su productividad será alta y por ende ambos (empresa- empleado) no llegaran a su máximo potencial.

La clave para elevar las capacidades de los empleados es abogar a la formación continua, entendiendo que son las diversas formas de educación que les damos a los integrantes de una organización empresarial, estas acciones educativas deben ir dirigidas con un solo objetivo y es hacer que todos los empleados siempre tengan conocimientos nuevos y actualizados referentes a su zona de trabajo, se dice continua porque el adiestramiento nunca deber darse por sentado, al contrario se debe velar porque el aprendizaje sea permanente, fluido y activo. Como vemos no se trata solo de dar información sino más bien de comprobar que las competencias de los empleados sean transformadas, en pocas palabras se debe verificar que los métodos educativos tengan un impacto en las actividades que realizan los trabajadores.

Impartir conocimiento es una labor muy honorable educar siempre implica una conexión muy personal, la mejor forma de hacerlo en un grupo de trabajadores es con la asesoría de profesionales (profesores, licenciados, entre otros), no juegue a la improvisación, enseñar es algo muy serio, la formación siempre debe empezar con la observación previa busque cuales son la fallas y también cuales son las fortalezas del grupo que maneja todo buen jefe debe conocer bien a su familia laboral. Partiendo de la observación el segundo paso sería tomar un plan de acción, ¿Cómo voy a enseñar continuamente a mi personal? En el proceso de enseñanza-aprendizaje son múltiples las estrategias que se pueden usar (conferencias, cursos virtuales o personales, simulaciones, entrenamientos con tutores propuestos entre otros) en fin cualquier plan de acción es válido siempre y cuando se cumplan los objetivos.

Todo proceso educativo debe tener una zona de comprobación, es indispensable que se determine si las actitudes laborales han tenido un desarrollo, hay muchas formas de hacer esta evaluación se puede hacer de forma individual viendo si las competencias han mejorado o también se puede hacer de forma global viendo si la empresa ha mejorado en productividad. En fin la propuesta de la comprobación es ver si los empleados son capaces de solucionar problemas que antes no podían o también ver si dan propuestas de forma voluntaria para elevar la producción de la empresa, en concreto la clave del éxito empresarial siempre está abierta en el desarrollo educativo de su personal.

DÉJANOS TUS COMENTARIOS

Please enter your comment!
Please enter your name here