inbound marketing

En los últimos dos años se ha vuelto muy común el escuchar hablar sobre el inbound marketing o conocido también como el marketing de atracción. Muy usado además en el comercio online, son técnicas de comercialización no intrusivas que tienen como objetivo principal captar nuevos clientes adicionando valor. Es a través de herramientas combinadas como el marketing de contenidos, el SEO, presencia en redes sociales, la analítica web y la generación de leads. El resultado es una atracción propia del consumidor por el producto ofertado, es la iniciativa del mismo lo que le lleva a establecer el contacto con la compañía. Son cuatro palabras las que definen mejor el inbound marketing: fundar, perfeccionar, dinamizar y convertir. La visibilidad del contenido convierte al desconocido en un visitante, le sucede la captación a través del lead transformándolo en cliente fiel del producto en cuestión, dejando así un prescriptor nuevo para la marca.

Dentro de las claves primordiales que encontramos en el inbound marketing tenemos la creación de contenidos, los cuales deben buscar atraer de forma máxima la cantidad de público objetivo. Es por ello que debe estar cada uno de los mencionados contenidos bien optimizados para que puedan dar respuesta a las necesidades de los clientes. Ellos deben ser no solamente texto también videos, landings, banners, entre otros. Otra clave es la personalización, cada cliente va superando etapas a medida que van interactuando con la compañía, las cuales requieren de distintas acciones de marketing digital. A medida que se aprende más sobre los consumidores potenciales se va acondicionando más los mensajes en las estrategias para adecuarlos de la mejor manera y que atiendan los requerimientos determinados de cada uno de ellos.

Luego de las dos claves anteriores debemos considerar la viralización, sobre todo a través de las redes sociales ya que son el lugar ideal para el inbound marketing. Las razones son diversas, primero podemos interactuar de manera directa con el target, tanto con los que ya son clientes como los que aún no lo son. Es un empujón mediático fácil de aprovechar y conseguir más usuarios afines al contenido del producto que alguna vez se interesaron en el pasado, lo valoren de manera positiva y también lo compartan a través de los diferentes canales disponibles. La analítica web no puede faltar, lo antes mencionado aporta la visibilidad para que las personas puedan buscar la empresa y encontrarla fácilmente pero falta lo más importante, transformar al usuario en cliente. Este proceso de análisis es la fase final del inbound marketing, luego de revisar de forma minuciosa el tráfico se obtiene la información más valiosa, la que ayuda a esclarecer la rentabilidad del producto, cuáles campañas publicitarias tienen mejor aceptación, entre otros.

Si se realiza de manera correcta el análisis puede ser de gran utilidad para los informes que logran las transformaciones necesarias para adaptar el producto a las necesidades actuales de los compradores. Luego de ver todos los beneficios de utilizar esta técnica se puede dilucidar una ventaja clara sobre el marketing tradicional, son los clientes quienes le guiarán en todo momento, convirtiéndose en una compañía dinámica con casi ninguna probabilidad de fallar.

DÉJANOS TUS COMENTARIOS

Please enter your comment!
Please enter your name here