¿Cuáles son las piezas esenciales para hacer email marketing?

1
32
marketing por email

Antes de que lances tu primera campaña de correo masivo, es muy importante que cuentes con los elementos precisos que te permitirán conseguir el éxito que buscas al implementar esta importante herramienta del marketing digital; y es que al faltar uno solo de ellos tu campaña no estaría siendo aprovechada de modo correcto y por tanto, no conseguirás el cumplimiento de tus objetivos e incluso dudarías si este medio es para tu empresa.

Entonces ¿Cuáles son esas piezas esenciales para hacer Email Marketing?, a estas se les conoce como “Las Cuatro D”, y te las explicaremos a continuación:

Primera Pieza: Destinatarios

La base de datos es el elemento principal para el éxito de envío de correos. Si no posees alguna, entonces ¿A quién enviarías la información de tu empresa?. Pero no basta que hayas recopilado un listado de direcciones electrónicas, es necesario que la base de datos pase por un proceso de preparación previo a que envíes cualquier cosa.

Por lo regular, las personas interesadas en tus productos o servicios te proporcionan sus datos de contacto por diversos medios como las redes sociales, los formularios de contacto en tu sitio web o en las encuestas de satisfacción en tus puntos de venta y resulta importante que trabajes con esos datos para hacerles llegar la información sobre tu negocio. Existen tantas fuentes de contactos que el primer paso es concentrar a todos en una sola lista de distribución para no dejar una parte de las personas posiblemente interesadas sin recibir tus promociones o invitaciones a tus eventos.

Una vez que tienes a tus contactos concentrados, debes realizar una revisión antes del envío para detectar errores comunes en la escritura de las direcciones de email. Es común encontrar en las bases de datos cuentas con errores como: @gnail.com, @hotnail.com, @gamil.com, @yahio.com; por lo tanto considera que nadie está exento de dar un dedazo mientras escribe.

Si tú realizas esta revisión, puedes corregir la mayoría de errores de esta naturaleza y al mismo tiempo tendrás una base de datos más depurada. ¿Sabías que si tu base de datos excede el 20% de errores, de manera automática y sin aviso tu dirección de correo remitente caerá en las terribles listas negras y calificarán todos tus envíos subsecuentes como SPAM o correo no deseado?. Así es, leíste bien, debes tener una base de datos más depurada, ya que muchas veces una lista de correos cuenta con emails en apariencia bien escritos por tener sintaxis correcta ([email protected]), pero es prioritario verificar que dichos correos existan, por ejemplo para los dominios personalizado, verificar que el dominio exista y tenga DNS activo; también por ejemplo si es Juan Pérez y su correo es juaperez@, quizás haya habido un error de escritura y tendrás por sentido común corregirlo.

En el mercado hay algunas tecnologías que procesan tus bases de datos para consultar con los servidores de dominios la existencia de cada una de las direcciones electrónicas. De esta manera podrás separar los correos identificados como inexistentes y trabajar sólo con los mails que el validador muestre como existentes, así tendrás la plena confianza de que la entregabilidad en tu envío de email marketing será muy cercana al 100%.

Segunda Pieza: Diseño de Contenido

El diseño es conocido como arte, contenido o pieza publicitaria, resulta un elemento crucial en la práctica del email marketing porque representa al elemento gráfico que será enviado a toda la base de datos y contiene información importante que deseas comunicar.

Todo diseño que envíes debe ser muy claro para que tus contactos lo comprendan, pero a la vez persuasivo, para que reaccionen de acuerdo con el objetivo de tu campaña de email.

Es importante que en el momento de crear o solicitar el diseño de tu pieza publicitaria consideres que ésta debe provocar en tu público el deseo de prestarte atención y lograr convencer en aceptar tu campaña. Por ejemplo, si realizaras un contenido de invitación a un evento, se debe informar de manera breve de qué trata el evento, también es importante resaltar los principales beneficios que podrían recibir si se presentan y el mensaje debe contener un llamado a la acción o call to action que los haga inscribirse al evento en ese primer intento.

El call to action, por lo general, es un botón o enlace en el cual las personas dan clic y dirige a un formulario para que se registren los datos de contacto o redirija al usuario a un apartado de tu sitio web en donde se despliega información detallada sobre la información que comunica el diseño de la campaña a tus clientes.

En la actualidad, una gran parte de los usuarios de correo electrónico revisan su bandeja de entrada en sus dispositivos móviles, es aquí donde cobran gran relevancia que te cerciores de que tu diseño sea responsivo. un diseño responsivo es aquel que se adapta y se visualiza de modo correcto en la pantalla de cualquier equipo de cómputo o móvil, adaptándose al tamaño de la pantalla en que se visualice y la experiencia del usuario sea satisfactoria al recibir tus correos.

Otro aspecto que puede marcar la diferencia en el éxito del diseño es la personalización del correo electrónico. ¿Alguna vez has recibido un email de tu banco en cual te llaman por tu nombre?. Este tipo de correos personalizados tienden a ser más efectivos que los no personalizados, ya que el destinatario percibe que lo conoces y eres preciso en la información que envías porque tu destinatario percibe que solo a él mandaste la información, elevando con esto el nivel de apertura.

Tercera Pieza: Disparo y Pruebas

El disparo es el paso en que haremos la integración de la base de datos y la pieza publicitaria, dándole un asunto, colocando un remitente y programando la fecha y hora en que se habrá de enviar.

Un asunto y un remitente inadecuados, pueden echar a perder todo el esfuerzo que has realizado preparando tu base de datos y creando un contenido espectacular. estos dos aspectos son lo primero que verá una persona en su bandeja de entrada y si el asunto no le llama la atención o desconfía del remitente, no abrirá tu correo electrónico.

Un buen asunto debe ser corto para que se lea completo en la bandeja de entrada, concreto para que se entienda de manera clara lo que deseas comunicar y le indique al usuario qué propuesta le ofreces y le llame la atención lo suficiente para querer enterarse de toda la información y dar clic para abrirlo.

Por razones culturales a los hispanohablantes les gusta recibir instrucciones, aunque la mayoría de las veces se niegue; si tu asunto contiene un verbo que le indique a tu destinatario qué hacer, existe una gran probabilidad que abra el correo, lea todo el contenido y tome acción. Otras veces funciona el negar la acción, ya que por curiosidad lo hará de todas manera.

El remitente es la máscara o imagen que da la dirección de correo de donde proviene la campaña, en algunos casos puede ser el nombre de tu empresa, pero cada vez funciona menos. En otros casos el remitente puede ser el nombre de una persona, ya sea real o ficticia, alguien en quien la base de datos confía o despierte curiosidad y así abra los correos. Una técnica que funciona es que si son mujeres el destinatario sea un nombre masculino y viceversa.

Cuando tienes todas las piezas de tu campaña de mailing, es hora de hacer un test. El test es un envío que mandas a tu propia dirección de correo electrónico en donde visualizarás la campaña. Al realizar una o varias pruebas te servirá para revisar que todo esté perfecto, por ejemplo, en dispositivos móviles una palabra en una nueva línea no agrada, entonces se tendría que editar el texto; también puede existir errores en el gestor de correo. Aquí es donde se edita y se hace la prueba hasta que todo esté perfecto.

Cuando todo esté correcto, la hora del disparo ha llegado. El correo fue verificado y ahora si, es momento de ejecutar el envío o esperar a que se cumpla la fecha y hora programadas para su realización.

Cuarta Pieza: Datos Estadísticos

Una vez que enviaste tu campaña, y lograste ingresar a una gran cantidad de bandejas de entrada, entonces te preguntarás: ¿Qué pasa después?. El siguiente paso es el análisis de los datos de los reportes que da tu sistema, plugin, script de email marketing.

Algunos factores a considerar en tu campaña pueden ser los siguientes:

  • ¿Cuántos correos se enviaron?
  • ¿Cuántos emails no se entregaron por error?
  • ¿Por qué no se entregaron los correos?
  • ¿Cuántos y quienes abrieron el correo?
  • ¿Cuantos interactuaron con las llamadas de acción?
  • ¿A qué hora se abrieron los mails en su mayoría?
  • ¿Cuántos solicitaron desuscripciones?
  • ¿Cuántos marcaron spam o eliminaron el mensaje?

Las anteriores preguntas te ayudarán a hacer una correcta interpretación de los reportes que las plataformas brindan posterior a la ejecución de tu envío masivo. Te recomendamos dejar tu campaña activa unos 15 días para detectar quienes abren sus correos frecuentes, una vez al día, una vez a la semana, etc.

El análisis de esos datos te dará la información crucial sobre la reacción de tu público, sabrás a quienes debes eliminar o migrar a otra lista, conocer la mejor hora de envío y qué enlaces llamaron más la atención; todo con la finalidad de que en tu próxima campaña las tengas en cuenta y rectifiques.

1 COMENTARIO

  1. Gerardo Martinez

    Excelente aporte, ahora ya me queda claro esto de enviar correos electrónicos masivos. Sigo con muchas dudas más pero sé que las iré aprendiendo aquí o en otro sitio. Felicidades están dando en el clavo con este sitio.

DÉJANOS TUS COMENTARIOS

Please enter your comment!
Please enter your name here