marketing por email

Los medios tradicionales como la televisión, radio, periódicos y revistas tienen un enorme poder de difusión y convocatoria, pero tienen una enorme desventaja: no se pueden medir con precisión. La mayoría de las veces solo son estimaciones basadas en el tiraje diario, semanal, quincenal o mensual. La magia del marketing digital es que la medición es la base de todo, y hablando de email marketing, nació para brindar datos que bien aprovechados son oro molido para mejorar todo el tiempo.

Primero que nada, definamos “conversión”. Este término lo ocupamos muy seguido en el argot del marketing digital, porque significa que el tiempo, dinero y esfuerzo invertido quieres que se transforme o convierta en algo como:

  • Ventas en línea
  • Ventas físicas
  • Asistentes a un evento
  • Difusión oportuna de una noticia
  • Recibir cotizaciones de tus clientes
  • Incrementar llamadas telefónicas
  • Incrementar fans en Redes Sociales
  • Reducir el tiempo de recuperación de cartera vencida
  • Subir el canje de cupones
  • Lograr reservaciones en línea
  • Fomentar recomendaciones
  • Recuperar una transacción en un carrito de compras
  • Etc

Todos los anteriores puntos tienen en común que son algo que directamente beneficia a tu negocio porque va alineado con sus objetivos. Por ello es importante preguntarte y descubrir ¿Para qué se están enviando correos masivos?, ¿Qué se quiere lograr? De forma que es como antes de iniciar un viaje en carretera que durará horas, no saldrías sin conocer cuál es tu destino ¿verdad?, a menos que seas un ultra aventurero y estés dispuesto a llegar a cualquier parte. Pero en los negocios no se puede dejar a la suerte. Una vez que definas qué es un resultado tangible para tu negocio, entonces estás listo para dedicarle esfuerzo y sobretodo, cuando lances tu primera campaña de email marketing dispuesto para lograrlo, conocerás por medio de estadísticas en línea qué tanto te acercaste. Algunos de los datos más relevantes a medir una vez que lanzaste tu campaña, para detectar esto es darle el siguiente enfoque en los siguientes rubros:

Destinatarios considerados en tu envío

Aquí lo que debes corroborar es que si tienes 1,000 clientes en tu base de datos, no estés enviando sólo a 900. ¿Qué pasó con esos 100? ¿Ya los olvidaste? Asegúrate que tu universo inicial realmente esté completo, busca su nuevo email, envíales un SMS o Whatsapp para recuperar el contacto, un inbox por Facebook, o incluso llámales, pero recupera la información del contacto.

Tasas de Aperturas

Deberías estar en tasas del 30 al 70% de aperturas. Si no lo estás logrando, hay mucho trabajo por hacer. Hay empresas que se conforman con menos del 10% de aperturas, con lo cual estás sentenciando el resultado de tus esfuerzos. Mantén el enfoque en subir siempre la tasa de apertura y le darás un impulso enorme a lograr tus resultados.

Clics (call to actions)

Aquí la importancia es que en tu boletín siempre incluyas los llamados “call to action” a tus diferentes objetivos. Por increíble que parezca, a veces podemos caer en enviar un boletín con una súper información, oferta o invitación y ¡no le decimos claramente al destinatario qué queremos que haga!

Otro aspecto importante es que incluyas links que permitan medir claramente que el tráfico de tu prospecto vino del boletín que envías, por ejemplo, para que detectes la procedencia de la conversión usando códigos UTM. Esto es pieza clave para que sepas qué esfuerzo repetir y cuál no te dejó resultado alguno.

DÉJANOS TUS COMENTARIOS

Please enter your comment!
Please enter your name here