El acto de buscar distintas marcas y visitar diferentes tiendas hasta encontrar el producto perfecto al precio más asequible siempre ha existido. Desde que el capitalismo conforma nuestro modo de vida, los consumidores han buscado los recursos que mejor les ayudan a lograr un ahorro en sus compras.

No obstante, es ahora cuando el usuario lo tiene más fácil para hacer esa comparación ya que existe una amplia variedad de aplicaciones y webs que hacen el trabajo mucho más sencillo.

Además, los comparadores se están convirtiendo en herramientas casi imprescindibles ya que la diversidad de la oferta y la amplitud de posibilidades que tiene cada usuario a la hora de comprar podría hacer casi interminable el hecho de buscar los artículos uno a uno para encontrar el mejor precio. Esto es así no solo por la gran cantidad de marcas que fabrican productos similares, sino también por la multitud de tiendas que los ofrecen y por un hecho fundamental, la globalización.

Los usuarios de cualquier país pueden realizar compras a tiendas grandes o pequeñas de distintas partes del planeta. Esto imposibilita aún más si cabe el trabajo de comparar los precios personalmente haciendo que las herramientas de comparación sean nuestro mejor aliado a la hora de decidir sobre una compra.

Dinero, Negocios, Libro, Piezas, Stock, Precio

Los nuevos usuarios en una nueva era

La tecnología ha cambiado los métodos de producción, de venta y de generación de productos, pero también ha supuesto una radical evolución en la madurez como compradores de los usuarios. Esto significa que actualmente el cliente es mucho más exigente, tiene un criterio más refinado y está mucho más informado que sus semejantes hace 20 años.

La clave de este cambio está en el acceso a Internet democratizado y el alcance que ofrece esta tecnología para la liberación de la información en todos los sectores. Ahora el cliente de un comercio no tiene por qué contentarse con el asesoramiento de los profesionales de una tienda concreta. Esta era la única forma de conocer las características del producto antes de Internet y el usuario debía fiarse del conocimiento aportado por el vendedor.

Ahora el proceso es muy diferente ya que, sea para compras online o para compras presenciales en tienda física, el potencial comprador se informa de antemano sobre todos los detalles que ofrecen las distintas marcas y las diferencias de los modelos existentes. Cuando el comprador llega al momento de la compra ya está informado y tiene la decisión prácticamente tomada por lo que la actividad del vendedor queda reducida al mínimo en este sentido.

El uso de aplicaciones para comparar precios tiene también un papel fundamental en este modelo de compras ya que ayuda al usuario a tener un rápido y eficiente listado de precios organizados de forma específica según sus necesidades. La agilidad de este sistema permite hacer una primera selección por límite de precio y, posteriormente, comparar las características para quedarse con el producto más adecuado a las necesidades del usuario.

¿Los comparadores también son útiles para los vendedores?

Si tienes una empresa también te puedes beneficiar del uso de los comparadores de precios. Este tipo de herramientas se convierten en una interesante plataforma para dar a conocer los servicios o productos que ofrece un negocio. Es común que los potenciales compradores no accedan a las tiendas para buscar aquello que desean comprar, sino que realicen su indagación a través de los comparadores directamente. Si tu producto aparece aquí y está caracterizado por buenas cualidades con precio competitivo puedes atraer a clientes de forma efectiva.

También puede resultar útil para recabar información que te permita hacer crecer tu negocio. Así, las interacciones de los usuarios de comparadores con tu producto te darán datos sobre el éxito que tiene y te permitirá hacer cambios en la forma de presentación, el precio o los paquetes de ofertas si con ello lo haces más atractivo.

Otra información interesante que se puede recabar es la que habla sobre las actividades de la competencia. A través de las herramientas de comparación se pueden obtener datos útiles sobre cuáles son los productos similares en tu sector, quién los vende y cómo son sus estrategias.

No menos interesante es la ayuda que se puede obtener para tener una visión general de cómo está el mercado en el sector concreto en el que se trabaja. Esto es muy útil para fijar los precios y establecer unas ofertas que estén dentro de lo que se espera por parte del usuario.
Esto es especialmente útil para aquellos emprendedores que empiezan con su negocio y aún tienen dudas sobre el precio correcto que deben poner a sus productos o sus servicios.

Lo cierto es que el avance tecnológico supone una gran ventaja que hay que saber aprovechar para la mejora del propio negocio o para realizar compras más inteligentes. Todos se pueden beneficiar si se hace un buen uso de las herramientas adecuadas.

DÉJANOS TUS COMENTARIOS

Please enter your comment!
Please enter your name here