Home > Finanzas > La importancia de las semanas cotizadas a la hora de activar la jubilación
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5.00 out of 5)
Loading...

semanas cotizadas

La importancia de las semanas cotizadas a la hora de activar la jubilación

Las semanas cotizadas son el elemento más importante en la vida de un trabajador retirado, no es más que el capital descontado a lo largo de su vida laboral en forma semanal. También es determinada como un requisito para obtener la pensión de retiro, la cual luego de facilitar una serie de exigencias el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), podrá calcularla y que le pueda ser otorgada de manera rápida. Cabe destacar que antes de realizar el trámite se debe tener la plena certeza de la cantidad de semanas que le está reconociendo y que esté de acuerdo con ello. La razón es que de ese importante dato se calcula el monto que le será concedido en la pensión que consiga al final del trámite. En pocas palabras, mientras más semanas tenga cotizadas un trabajador la cantidad de dinero que reciba en la pensión será más alta.

Es importante que conozca lo siguiente, por cada 52 semanas sobrepasadas se le aumenta un porcentaje específico adicional que automáticamente mejorará la cantidad final. El IMSS al final le dejará una constancia (IMSS-02-025) donde se contiene el total de las semanas cotizadas que han sido registradas como laboradas por la persona. En ella puede localizar datos muy significativos, como por ejemplo el nombre correcto, la Clave Única de Registro de Población (CURP) correcta, semanas cotizadas, semanas reconocidas, situación afiliaria presente, conservación de derechos, entre otros. Para poder adquirir un título o constancia de semanas cotizadas, debe asistir a la Subdelegación del IMSS que le pertenezca de acuerdo a su zona de domicilio, en el espacio de afiliación y vigencia.

Los requisitos exigidos para optar por la constancia de semanas cotizadas son primeramente el número de seguridad social, su nombre completo, la CURP, original o copia de la identificación del asegurado con firma y fotografía, credencial para votar, pasaporte actualizado, cédula profesional o cartilla del Servicio Militar, un documento que tenga la número de seguridad social del trabajador. Debe estar consciente de que el trámite es de manera personal y verbal, el instituto dará su respuesta en un tiempo no mayor a 48 horas hábiles, aunque en algunas subdelegaciones es posible la entrega inmediata del mismo.

Sólo los trabajadores o extrabajadores que tengan como mínimo 500 semanas cotizadas, con 60 años de cesantía o 65 años por vejez pueden optar por ser pensionados, según la ley del seguro social de 1973. Las personas que cotizan a partir de la entrada en vigencia de la nueva ley del año 1997 deben tener como mínimo 1250 semanas (aproximadamente 25 años), los años por cesantía y vejez son los mismos. Un año es calificado como 52 semanas cotizables  El SBC se compone con los pagos realizados en efectivo por asignación diaria, subvenciones, percepciones, alimentación, domicilio, premios, comisiones, prestaciones en mercancía y cualquier otra cuantía o impuesto que se entregue al trabajador por su ocupación.

Revisar También

instrumentos de ahorro

¿Qué son los instrumentos de ahorro y en qué nos benefician?

No se puede establecer una definición en concreto, aunque para explicar el término de instrumentos …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *