Qué es realmente el coste de oportunidad y por qué deberías saberlo

0
10
coste de oportunidad

También definido con su variante, costo de oportunidad, es todo el valor de aquella opción a la que se ha renunciado cuando se toma finalmente una decisión, eso incluyen igualmente los bienes que se podrían haber ganado al seleccionar la opción alternativa. Es decir, el coste de oportunidad son todos aquellos recursos que se dejan de lado o que son la representación de un coste por el simple hecho de no haber escogido la alternativa más factible, al contar con recursos limitados, mayormente del tipo tiempo y dinero, el término también es denominado como el valor no seleccionado de la mejor opción no tomada.

Las decisiones en el día a día son constantes y bajo cualquier contexto, sobre todo los relacionados con negocios y dinero. La teoría del coste de oportunidad nos indica con un ejemplo, si vamos al cine y a mitad de la película se descubre que no nos gusta lo más económico sería salirse de la sala y aprovechar el tiempo con algunas mejores opciones. Si bien el dinero invertido en el cine no podrá ser recuperado al menos el tiempo si, dejándonos la posibilidad incluso de realizar un paseo en el parque o comer algún aperitivo.
Desde el lado económico el coste de oportunidad se utiliza como una herramienta de evaluación y cuantificación de inversiones para lograr tomar la mejor de entre varias alternativas posibles con recursos limitados. Para los empresarios es el elemento más importante como objeto de estudio debido a que supone una de las mejores formas de compendiar las inversiones no desde el punto de vista de la rentabilidad a mediano y corto plazo, más bien desde la rentabilidad futura o beneficios reportados a posteriori de cada inversión.

En las finanzas el coste de oportunidad se refiere a todos los recursos que podríamos obtener si ponemos en marcha la cantidad total del dinero disponible para inversión. De igual manera se aplica al aprovechamiento de los recursos del pasivo de la empresa, esto nos llevaría a manejar la deuda en vez de los recursos o el patrimonio, funcionando como apalancamiento financiero el uso dejando como resultado la obtención de los mismos beneficios sin utilizar los activos, una estrategia muy interesante pero igualmente arriesgada y que debe estudiarse con meticulosidad para evitar aumentar los pasivos.

El coste de oportunidad no es fácil de medir principalmente porque no es algo que pueda ser fácilmente cuantificable y las alternativas suelen ser muy diferentes. De igual manera las personas no están acostumbradas a tenerlo en cuenta y a menudo suelen contratar profesionales en el tema que puedan analizar todos los ángulos con objetividad. Solo en aquellas decisiones donde no hay elección son las situaciones en las que no existe un coste de oportunidad pues no hay alternativa más que llevar a cabo la opción disponible que sea o no del agrado de la persona. No hace falta un cambio de actitud radical para tomar las decisiones correctas solo se debe ser un poco más precavido a la hora de hacerlo.

DÉJANOS TUS COMENTARIOS

Please enter your comment!
Please enter your name here