Cuándo es bueno invertir en una empresa ajena al patrimonio

0
8
invertir en una empresa ajena

Cuando siendo un emprendedor exitoso, los deseos de expandirse ocurren comúnmente y la tentación de invertir en algún negocio fuera de nuestra empresa son inminentes, hay que tomar decisiones a consciencia cabal, sopesando a detalle los pros y los contras antes de definir que dirección has de tomar, sobretodo hay que lograr definir que dificultades o problemas imprevistos tiene la empresa en venta, conocer bien el porqué está en venta, y hacer una evaluación con las posibles soluciones antes de adquirir esta empresa ajena a tu patrimonio.

Sin importar que tanto creas que el invertir en la empresa nueva es muy buena como para pasar de largo, hay que discurrir entre todo tu equipo de trabajo como adquirirla puede afectar los negocios actuales y los proyectos futuros, ante cualquier duda a resolver, no dudes en poner freno al ímpetu emprendedor en una empresa ajena al patrimonio y si te hallas con el dilema de no poderte mover con inversiones por tener un proyecto en espera, sopesa y encuentra el preferido al imaginar el porqué uno debería ser aceptado por sobre el otro, define cuales son o deben ser tus prioridades.

Hay que hacer todo lo que esté en nuestras manos para maximizar la probabilidad de la adquisición ante una duda, sin descuidar nuestro negocio principal, es prácticamente tratar de obtener una ventaja ante una duda que requerirá tiempo, esa ventaja puede ser una garantía o beneficio por parte de los vendedores de la nueva empresa, si algo no sale como lo esperas con ella; hoy en día, se debe ser un emprendedor cauteloso a la hora de invertir, cuantimás si lo hacemos en una nueva empresa ajena al patrimonio, y aún más si después de un análisis meticuloso la duda persiste y la tentación o la oferta es muy buena.

Recuerda que lo que está en juego es toda una inversión y que una mala decisión puede poner en un severo predicamento la manera en la que tu empresa actual, tu patrimonio, está en el mercado y que, últimamente, por muy jugosa que parezca la ideología expansiva en los negocios, un buen emprendedor nunca optará por algo que sea una franca provocación al desastre financiero, por ello es menester consultarlo bien con tu equipo de trabajo o en todo caso delegar esto a algún especialista mejor capacitado para tomar una sana opción.

DÉJANOS TUS COMENTARIOS

Please enter your comment!
Please enter your name here