Descubre cómo se compone la estructura de la balanza de pagos

0
7
estructura de la balanza de pagos

Cada país en el mundo cuenta con una balanza de pagos, integrada por las balanzas de cuenta corriente, cuenta de capital, cuenta financiera y cuenta de omisiones y errores. Al realizar la suma de los diferentes componentes de la misma obtenemos información veraz sobre la situación actual de una nación con respecto al resto del mundo. En caso de que el saldo sea positivo el país puede considerarse como exportador y en caso contrario, al ser negativo se supone importador. La primera subdivisión de la estructura de la balanza de pagos es la cuenta corriente, donde son llevados los registros de los pagos, cobros y remuneraciones que proceden directamente del comercio de servicios y bienes.

Además incluye las rentas a manera de beneficios, los intereses y dividendos resultados del capital que se invierte en otros países. Esta cuenta a su vez es dividida en dos secciones, la primera se denomina balanza visible donde se consigue la balanza comercial como tal y la segunda es la balanza invisible, compuesta conjuntamente por la balanza de servicios y bienes, de transferencias y rentas. En la balanza de servicios y bienes se reúnen los cobros y pagos obtenidos por concepto de importaciones y exportaciones, tanto de bienes tangibles como vestimentas o alimentos. Además encontramos los originarios de la compraventa de servicios como viajes y turismo, transporte, entre otros. La balanza de rentas por su parte, puede ser primaria donde se encuentra el capital proveniente de la inversión de los residentes propios o extranjeros de un país. También puede ser renta secundaria donde se recopilan las transferencias realizadas al exterior como premios, remesas o donativos. Suele generarse confusión a la hora de determinar cuáles son las transferencias que pertenecen a la cuenta capital y cuáles a la corriente.

La segunda subdivisión principal, la cuenta capital, recopila la adquisición de activos no financieros no producidos y las transferencias de capital. Esta última abarca aquellas que tienen como finalidad financiar un bien de inversión como las obtenidas de organismos internacionales con objetivo de edificar infraestructuras. La cuenta financiera lleva el registro de todas las variaciones de los pasivos y activos financieros con el exterior. Por tal motivo puede encontrarse en la misma los flujos mercantiles entre los residentes de un país determinado y los del resto del mundo. Pueden visualizarse además las diferentes rubricas como las inversiones en cartera y directas, los instrumentos financieros derivados y las variaciones de los activos en reserva.

La cuarta y última subdivisión es la cuenta de errores y omisiones, donde se encierra el capital denominado como indeterminado. Este no es más que un simple ajuste por las diferentes disconformidades estadísticas de las demás cuentas que integran la balanza de pagos. Según como se describe el sistema de anotación de la balanza si es correcta entonces el saldo será cero (0), aunque en la vida real esto no sucede, por lo que se hace imprescindible debido a las insuficiencias en los sistemas de información. Por tal motivo se hace necesaria para corregir las diferencias que puedan existir y establecer un saldo ajustado a la situación.

DÉJANOS TUS COMENTARIOS

Please enter your comment!
Please enter your name here