La importancia del balance general en el mundo empresarial formal

0
7
balance general

Para toda empresa en el mundo la forma más idónea para saber el estado en que se encuentra la misma en un momento determinado, lo que convierte al balance general en el estado financiero más importante del año. SI bien puede hacerse en cualquier momento del año, más del 60% de las empresas prefieren hacerlo una vez cada doce meses o finalizando el año fiscal. De cualquier modo nunca debe faltar pues puede prevenir caídas del capital y efectuar maniobras que ayuden a mantener o aumentar el mismo de una manera segura.

El Balance General está conformado por tres grupos principales con información vital y clasificada, siendo los siguientes:

  • Activos: Representando la organización completa de la empresa. En este se encuentra los activos fijos o bienes que se encuentran de forma perenne y no están a la venta. De igual manera se desglosan los activos fijos materiales, como maquinarias y bienes inmuebles como edificaciones. Además encontramos los activos fijos Inmateriales, esos bienes intangibles que permiten que la empresa funcione como los gastos de registra o propiedad industrial. Finalmente encontramos el activo fijo financiero, que se trata de todas las inversiones a largo plazo con las que cuenta la empresa. Las inversiones a corto plazo están representadas como Activo Circulante.
  • Pasivos: En este apartado se ordena cada obligación de pago o deuda que pueda tener la compañía. Para este apartado se desglosan el pasivo fijo, conformado por el No Exigible o los recursos propios de la compañía y el Exigible a Largo Plazo o todos los préstamos contraídos que tienen una duración de más de un año. Finalmente se desglosa el pasivo circulante donde se puede registrar todos los préstamos y deudas que tienen un vencimiento rápido, como letras a pagar o deudas con acreedores o proveedores.
  • Patrimonio Neto: Este muestra las diferencias entre el activo y el pasivo. En este punto se registran todos los bienes, cargas, derechos y obligaciones que pertenecen íntegramente a la empresa restando cada uno de los pasivos que tenga en proceso.

Para las grandes empresas es una norma realizar tres tipos de balances generales. Al inicio del ejercicio económico o balance de apertura, cada mes, trimestre o semestre, denominado balance parcial y el anteriormente mencionado al final del ejercicio económico o balance final. Estos balances son de suma importancia para toda empresa correctamente registrada pues solo de esa forma se deja plasmado en un documento formal y contable los procesos que lleva a cabo para generar ganancias, dejando como resultado una vista panorámica de 360° de su estado financiero.

En resumidas cuentas, un balance general es un registro que permite a los dirigentes de una empresa saber qué es lo que se tiene a través de los activos y lo que se debe a través de los pasivos, dejando como patrimonio todo lo que queda. Es un trabajo muy complejo que debe ser llevado a cabo con meticulosidad para que el balance pueda dar los resultados completamente verídicos que lleven a la empresa por el camino del éxito.

DÉJANOS TUS COMENTARIOS

Please enter your comment!
Please enter your name here