Home > Finanzas > Contabilidad > Ideas para sobrellevar y recuperar los gastos con el capital de trabajo
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5.00 out of 5)
Loading...

capital de trabajo

Ideas para sobrellevar y recuperar los gastos con el capital de trabajo

A la capacidad de una empresa para realizar sus actividades con normalidad a corto plazo se le conoce como capital de trabajo. El mismo puede ser calculado a través de los activos que van sobrando con respecto a los pasivos. Gracias a esta herramienta se puede visualizar de inmediato el equilibrio del patrimonio de la organización o empresa, analizar internamente la firma como resultado de su vínculo cercano con las operaciones realizadas a diario en la misma. La conforman varios elementos indispensables dentro de los cuales encontramos el efectivo, el inventario, los valores negociables y las cuentas por cobrar, aunque se puede considerar como la principal a las ventas realizadas a los clientes pues a través de las mismas se puede subsanar el costo de las mercancías así como los gastos de operatividad al realizarlas y la reducción de deudas.

Al momento de que el activo corriente supera al pasivo corriente se considera al capital de trabajo positivo, lo que quiere decir que la empresa cuenta con activos líquidos en mayor cantidad que deudas pendientes que vencen al corto plazo. Caso contrario ocurre con el capital de trabajo negativo que manifiesta un desequilibrio patrimonial, aunque no precisamente significa que la compañía está en quiebra o con pagos vencidos, solo enlaza la necesidad de aumentar el activo corriente fácilmente realizable con la venta del activo inmóvil o no corriente, con ampliación de capital o al contraer una deuda de largo plazo.

Ahora podemos considerar dos tipos de capital de trabajo que se diferencian en base al tiempo, comenzando con el permanente donde los activos circulantes cubren las necesidades mínimas a largo plazo. El segundo tipo es el capital de trabajo temporal, donde los activos circulantes se van modificando de acuerdo a las necesidades que vayan surgiendo a corto y largo plazo. La operaciones más comunes que realiza el capital de trabajo se encuentran la venta de bonos por pagar, de activos fijos, reembolsos de impuestos sobre la renta, préstamos bancarios, entre otros.

Es imperativo señalar que el capital de trabajo permite a la empresa hacerle frente a todo tipo de emergencia económica o perdida sin caer en la bancarrota. Para lograrlo con éxito debe existir un equilibrio entre las inversiones y la financiación en el tiempo en el que permanecen los activos antes de ser devueltos los fondos que se utilizaron para adquirirlos. Esto se logra mediante la ejecución de maniobras financieras prudentes que exijan que las inversiones a largo plazo sean fomentadas con capital permanente en su totalidad pues estudios demuestran que al ser reinvertidos constantemente una cantidad del activo circulante no será recuperado a corto plazo. Debido a su facilidad de uso se desarrolla constantemente en el momento de realizar análisis financiero, buscando como único requisito la solvencia económica. Es importante señalar que las empresas industriales necesitan capital de trabajo en grandes cantidades por su volumen de producción, a diferencia de las compañías de carácter comercial donde la alta rotación de productos y elevado grado de liquidez les exige pequeñas cantidades del mismo.

Revisar También

instrumentos de ahorro

¿Qué son los instrumentos de ahorro y en qué nos benefician?

No se puede establecer una definición en concreto, aunque para explicar el término de instrumentos …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *