estado de resultados

Toda compañía con fines de lucro, sin importar su tamaño, necesitan conseguir información verídica sobre el desempeño actual, es la única manera de saber si han obtenido resultados positivos, en otras palabras, ganancias o en caso contrario si han llegado a sufrir pérdidas como resultado de su operatividad al finalizar un período de tiempo determinado. El objetivo primordial de cada organización es extender sus utilidades, por tal motivo deben considerar el apoyo a herramientas como miskuentas que les proporcionen la información más oportuna y confiable para que se puedan tomar las mejores decisiones. El estado de resultados, igualmente conocido como estado de pérdidas y ganancias, es un reporte financiero basado en un período de tiempo definido y limitado que muestra a detalle cada uno de los gastos e ingresos obtenidos, además de los beneficios y/o pérdidas que generó la empresa a modo de análisis para la toma de decisiones a futuro de corto o largo plazo. Se puede decir que es una visión panorámica de cómo ha sido el comportamiento de la compañía para obtener o no los activos que buscaba al trazar las metas en el inicio del período estipulado.

Dentro de los componentes más importantes que integran el estado de resultados encontramos las ventas como el primer dato que aparece en el mismo, con los ingresos producidos por ello. Seguidamente encontramos el costo de ventas o el precio de producir el artículo o producto a vender. Después tenemos el margen bruto o utilidad, no es más que el resultado de restar las ventas menos el costo de ventas, un claro indicador de cuanto está ganando la empresa por cada uno de los productos que fabrica. Luego tenemos los gastos de operatividad o por funcionamiento de la empresa, los gastos y productos financieros como pago de intereses a bancos, impuestos y utilidades netas. Esta última se refiere la pérdida o ganancia final, resultada de las operaciones y luego de los gastos anteriormente mencionados. Cabe acotar que los estados financieros de resultados pueden ser realizados de manera mensual, trimestral, semestral y anual para que el seguimiento sea de mejor calidad y con mayor eficacia al momento de detectar posibles puntos débiles de la empresa.

El estado de resultados tiene como objetivo evaluar de manera precisa qué tan rentable es la compañía como tal para efectuar cambios que logren optimizar los resultados y aumentar de manera automática las utilidades. Es además una manera práctica de saber cuánto gana por lo que invierte y los dividendos podrán ser repartidos de manera equitativa para solventar problemas en la estructura organizativa. Dentro de los beneficios de realizarlo está el poder reconocer qué componente específico puede estar recibiendo más recursos económicos y cuál está siendo olvidado. Las perspectivas que deja el estado de resultados son muchas, como la eficiencia de la empresa al resolver los fenómenos externos e internos que podrían afectar la operatividad. Es un elemento de importancia vital ya que puede funcionar como apoyo de la gestión y dejar información de gran valor cuantitativo en la planeación estratégica de principio a fin.

DÉJANOS TUS COMENTARIOS

Please enter your comment!
Please enter your name here