beneficios fiscales

Los beneficios fiscales son aquellas divisas tributarias a través de las cuales una persona física o jurídica puede obtener un beneficio a la hora de efectuar sus compromisos fiscales. Igualmente se designan como referencia del beneficio final que resta en el impuesto social luego de hacer la deducción de los impuestos que incurren sobre los resultados del ejercicio comercial. El beneficio fiscal o deducción fiscal es un concepto general que incluye en sí misma los conceptos de la exención fiscal, las bonificaciones y las deducciones tributarias. Puede definirse también como una disminución de los ingresos que están sujetos a tributos por varios conceptos, en específico sobre los gastos incididos para promover ingresos. Frecuentemente, estas deducciones quedan sujetas a restricciones o circunstancias. Los beneficios fiscales por lo general solo se admiten para los consumos cometidos que originan beneficios vigentes y se solicita la capitalización de los compendios que provocan beneficio futuro, en determinados casos pueden existir excepciones.

La mayor parte de los sistemas acceden la reparación de alguna manera en un tiempo estipulado de la capitalización corporativa y los compendios de inversión, por ejemplo a través de las concesiones para depreciación, obsolescencia o detrimento en su valor total. Además, esos mismos sistemas comprimen la base imponible del mínimo particular o suministran una jerarquía de ingresos sometidos a impuesto cero. En cambio, otros sistemas reconocen deducciones de la base imponible para cuestiones que el gobierno al momento de realizar su recaudación tributaria desea promover.

Dentro de los tipos de beneficios fiscales encontramos el beneficio por exención fiscal, el cual es un derecho tributario que acumula aquellos condicionales en los que algún individuo físico o jurídico no asume el soportar la obligación económica que le concernería por cuidado estricto de las normas arancelarias, es decir, aunque se ejecuta el dispuesto imponible no aparece la obligación de hacer la contribución. Este beneficio fiscal de la exención puede producirse por medio de tres vías, la primera es la anteriormente mencionada, no nace la obligación tributaria a pesar de existir el hecho imponible. La segunda es que nace la obligación pero el pago de la contribución es perdonada y la tercera vía es cuando se realiza el pago por obligación, pero por motivos de hecho o normativas distintas se realizará el reembolso del monto total pagado.

EL segundo tipo es el beneficio fiscal por bonificaciones fiscales, las cuales pueden ser aplicadas tanto en la cuota de un impuesto determinado como en la base imponible. En resumidas cuentas son reducciones en el importe de la base para poder hacer el cálculo del impuesto o deducciones del importe total a cancelar por parte del contribuyente. El tercer y último tipo de beneficio fiscal es el producido por deducciones fiscales, los cuales pueden definirse como aquellos ingresos sujetos a tributo por diferentes conceptos, pero con especial atención en los gastos incurridos para originar ingresos. Cabe acotar que están sujetas a varias condiciones y limitaciones. La primera es que solo serán permitidas en los gastos incididos que originan beneficios actuales y futuros luego de ser capitalizados.

DÉJANOS TUS COMENTARIOS

Please enter your comment!
Please enter your name here