¿La música de fondo es un aliado para aumentar la productividad?

0
11
aumentar la productividad

Varios estudios han determinado que la música de fondo que coloquemos al momento estar trabajando tiene efectos sobre nuestra productividad ya sea de manera beneficiosa o  perjudicial, alterando aspectos conductuales y psicológicos. Este artículo tiene la intención de mostrar un breve análisis sobre el  impacto que tiene en nuestra productividad laboral la música de fondo que colocamos.

Un análisis global muestra un efecto nulo, pero un examen detallado permite demostrar que la música de fondo tiene algunos pequeños efectos sobre la memoria, y además cuenta con un impacto positivo en las reacciones emocionales; de igual manera ayuda a mejorar los logros en actividades deportivas, culturales y también en lo que se refiere a las actividades de productividad laboral.

Pero cuidado, en una buena cantidad de oficinas ponen música de fondo para que sus empleados sean más productivos  y no se duermen, pero esto puede ser un gran error. Si la pista de música no está bien elegida, podría ser completamente perjudicial y originaría el pasar el resto del día con ese riff sonando en la cabeza, cosa que en definitiva,  no va a ayudar a la concentración.

De acuerdo con los más recientes estudios, el tiempo promedio que las personas pueden concentrarse es en intervalos de 20 minutos. Pero con la pista de música adecuada, este tiempo puede ser extendido por hasta 100 minutos.

Una comparación de diferentes tipos de música utilizadas como fondo en la actividad laboral, revela que el ritmo de la melodía, también afecta a las actividades que se realizan durante la exposición a la música. Lo ideal es buscar música instrumental, que ayude a propiciar un clima ideal para la concentración. Es que con la música de fondo, la mente tiende a calmarse, pero a la vez, permanecer alerta, de ésta manera aumenta la concentración en un estado llamado “vigilia relajada.”

Además de permitirte un mayor nivel de concentración, el poder escuchar música clásica o instrumental, traerá beneficios a largo plazo; de igual manera, el hábito de escuchar música clásica protege al cerebro de enfermedades neurodegenerativas como el Parkinson y el Alzheimer y fortalece el sistema inmunológico.

Escuchar música también te hace sentir más feliz. A medida que se reproduce la música, se activan diferentes áreas dentro de tu cerebro. Uno de los efectos principales es la liberación de dopamina, conocido como el “placer neurotransmisor.” El cual te permite regular el estado emocional y la sensación de bienestar en el cerebro.

Así que la próxima vez que desees aumentar tu productividad y activar la concentración, busca una buena lista de reproducción con temas tranquilos, música clásica e instrumental. Seguramente notarás gratos resultados.

DÉJANOS TUS COMENTARIOS

Please enter your comment!
Please enter your name here