Home > Emprendedores > Descubre la diferencia entre eficiencia y eficacia que ayudará a tu Pyme
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5.00 out of 5)
Loading...

eficiencia y eficacia

Descubre la diferencia entre eficiencia y eficacia que ayudará a tu Pyme

En diferentes ocasiones se suele confundir el concepto de eficiencia con el de eficacia, dándoles erróneamente el mismo significado. Pero la realidad nos enseña que existen grandes diferencias entre ser eficaz y ser eficiente. Para comenzar, la eficiencia se define como la relación entre el patrimonio que se utilizó en un plan y el objetivo conseguido a través de ello. Por tal motivo la eficiencia se presenta cuando son usados menos patrimonios para alcanzar dicho objetivo, o quizá, cuando se logran más objetivos con la misma cantidad o menos de patrimonio destinado para su consecución. Como muestra podemos decir que se es eficiente cuando en 10 horas de labor se crean 100 elementos de un producto determinado. Ahora bien, se perfecciona la eficiencia si esos 100 elementos se hacen en sólo 8 horas. También se puede aumentar la eficiencia si en las 8 horas se hacen 120 elementos. Podemos ver que se concibe un uso eficiente de un medio, en este caso el tiempo, y se consigue un objetivo, crear 100 o 120 productos.

Ahora bien, la eficacia se puede especificar como el nivel total de logro de objetivos y metas. Haciendo referencia a la capacidad propia de obtener las cosas que se han propuesto en los planes o proyectos, sobre todo en el ámbito empresarial. Ejemplo de ello es, si una empresa constructora se propone construir una edificación en el tiempo específico de un mes y lo logra, entonces habrán sido eficaces por alcanzar esa meta. Dentro de las diferencias entre eficiencia y eficacia que podemos mencionar es que la primera se enfoca en la mejor forma de manejar los recursos y la segunda se orienta más a la capacidad para obtener lo que se ha propuesto sin importar que no se usó de la mejor manera los recursos. En pocas palabras no es necesario ser eficientes para poder ser eficaces, lo mismo al contrario.

Otra diferencia clara entre ellas es que la eficacia debe velar solo por el cumplimiento de las metas, es decir, si una empresa al finalizar el período fiscal ha logrado los objetivos propuestos al inicio del mismo se puede decir que es eficaz. Caso contrario si desea ser eficiente estará al tanto de que se usen la menor cantidad de recursos disponibles aunque sin dejar de lado que se alcancen las metas. Es por ello que ambos conceptos están muy ligados a la productividad. Es por tal atribución que si una compañía logra ser eficaz en la planificación, en todos los niveles, y además de eso es eficiente en los procesos que ejecuta entonces se puede llamar productiva.

Las corporaciones verdaderamente productivas son muy escasas y habitualmente son de gran prestigio que han usado el tema hasta llevarlo a niveles muy altos, en donde la productividad, la eficacia y la eficiencia son argumentos infundados culturalmente en todos los niveles de dicha organización. En la actualidad las personas se encuentran con muchos ejemplos perfectos de eficiencia, en el caso de los vendedores, las manufacturas, los servicios y hasta en los asuntos familiares propios. Todo esto es resultado de que el mundo va a un paso muy apresurado y la gente quiere ejecutar sus negocios o remediar sus dificultades de manera rápida, porque la globalización en la que estamos así lo exige; de aquí brota la palabra eficiencia.

Revisar También

socio de negocios

¿Cuándo es el momento indicado para buscar un socio de negocios?

Un socio de negocios puede definirse como una identidad comercial con la que otras entidades …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *