La India y China, emprendedores de ejemplo a tener en cuenta

0
357
emprendedores de ejemplo

Desde siempre, las culturas orientales han dado muestra de dureza y disciplina, son aferrados, y si bien en cuestiones de sensibilidad como la entendemos en occidente dejan mucho que desear, para el mundo empresarial, estas son cualidades que les brindan el empuje de su fuerza trabajadora, pues nunca dejan de seguir adelante, siempre tienen el deseo de superar obstáculos y demuestran tener hambre y ganas. Su vasto número les provee de una mano de obra baratísima, base del progreso comercial en China, país manufacturero por excelencia que, si bien era cuestionado por la calidad de sus productos y procesos industriales, a últimas fechas ha sido occidente quien se ha encargado de facilitarles, brindarles en bandeja de plata la manera de hacer copias perfectas de sus tecnologías; mientras que en la India se ha dedicado a aprenderlas, dando nacimiento a grandes ingenieros informáticos.

El deseo de siempre mejorar, característica milenaria y religiosa de estas culturas, ha sido el motor mismo que impulsó a los emperadores chinos en la construcción de su imposible muralla, por citar solo un ejemplo; ese mismo motor lo aplican en un mundo que se ha actualizado por el dominio tecnológico y comercial de occidente y ahora ¡están compitiendo de tu a tu como visitantes!, siempre auspiciados por un occidente complaciente, y en los lugares más remotos, basta echar un vistazo en América y Europa y veremos como se han expandido, habría que preguntar ¿en que país no tiene presencia?, y ahora se están expandiendo al continente Africano y a Oceanía, algo sin precedentes.

Por otro lado, la India se ha aprovechado sin miedo alguno de afrontar los retos que suponían aprender de software e ingeniería computacional, al grado de llevarla a un alto grado de dominio, mismo que ha provocado el surgimiento de emprendedores que sin titubeos viajan contactando empresarios en todo el mundo para ofrecer sus servicios y productos. En resumen, lo que queremos dejar claro es que, para el mundo empresarial, los chinos e indios se han dedicado a aprovechar todo lo que han podido aprender en base a su gran disciplina y deseo o hambre de progresar y expandirse.

Ese deseo de superación es cultural, no se puede aprender, pero se puede intentar siempre aplicar con un buen plan de negocios para nuestra Pyme, si algo nos ponen de ejemplo China e India es que en los negocios, las cosas se pueden lograr y que no debe importar lo que se tenga que hacer en cuanto a sacrificios o requerimientos para ello, como dice el dicho y dice bien: “el que quiere azul celeste ¡que le cueste!” Nunca permitas que te falte el deseo de progresar siempre.

Únete a la comunidad MundoPymes

DÉJANOS TUS COMENTARIOS

Please enter your comment!
Please enter your name here