Home > Emprendedores > ¿Por qué fracasan los emprendedores sociales en México?
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votes, average: 5.00 out of 5)
Loading...

emprendedores sociales

¿Por qué fracasan los emprendedores sociales en México?

Para comenzar hay que definir qué es el emprendimiento social; diremos en pocas palabras que son aquellos empresarios con soluciones innovadoras a los problemas sociales basadas en prácticas comerciales, existen muchos tipos diferentes de emprendedores sociales y de empresas sociales, y en México, país con innumerables áreas de oportunidad en este renglón, son muchos los empresarios que eligen convertirse en emprendedores sociales, sin embargo y tristemente, la mayoría fracasan.

Así es, en México, un país con una muy baja preocupación social pese a una alta tasa de problemas sociales, el 75% de estos negocios fracasan cuando mucho en dos años, y ha sido todo un tema digno de estudio este asunto, una pregunta obligada que a todo el mundo empresarial social inquieta: ¿por qué fracasan los emprendedores sociales en México?, diversos estudios hay ya disponibles al respecto, algunos impresos en libros que tampoco han sido Best Sellers, pero que han arrojado datos duros en base a miles de testimonios de emprendedores sociales fracasados

Revisemos las tres principales causas de fracaso de las empresas sociales en México, producto de los diversos estudios realizados al respecto; en primer lugar, está la falta de infraestructura y recursos, la mayoría de emprendedores sociales no se tiene la confianza de tener la capacidad para establecer proyectos merecedores de un apoyo externo, principalmente por no poder cubrir cabalmente los requisitos necesarios. Es difícil y muy lento conseguir apoyos financieros del gobierno, por lo que el contexto cultural juega el papel de la segunda causa de fracaso de los emprendedores sociales, hay mucha desconfianza en derredor, del público y de empresas privadas, en un país de desconfianza; nadie parece estar verdaderamente interesado en invertir en empresas sociales, tristemente.

Casi todos estos impedimentos van ligados a la idiosincrasia del país, que se debate en la doble moral que imposibilita a quien se erige como paladín de causas sociales a ver su negocio con fines lucrativos, trayendo como consecuencia la idealización que lo único que conseguirá, al no ser compatible con algún modelo de negocios, el fracaso a mediano o corto plazo; en otras palabras, los emprendedores sociales olvidan que son comerciantes y que para sustentarse necesitan comercializarse. La tercera razón del fracaso es otra  tendencia del mexicano, que cuando se trata de emprendimientos sociales deja mucho, quizá demasiado a la improvisación y por ello marra en la correcta formación de un Consejo de Administración de su empresa social, se transforma en una especie de órgano generador de conflictos internos en donde la claridad en la definición de las responsabilidades de cada socio brilla por su ausencia, ocasionando el desánimo y por ende la falta total de compromiso para con el proyecto.

Revisar También

eficiencia y eficacia

Descubre la diferencia entre eficiencia y eficacia que ayudará a tu Pyme

En diferentes ocasiones se suele confundir el concepto de eficiencia con el de eficacia, dándoles …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *