criptomonedas

Todo lo que necesitas saber sobre las criptomonedas

Una criptomoneda o criptodivisa es un medio digital de intercambio. Su operación consiste en capitalizar con dinero real por medio de un exchange y...

OTRAS PUBLICACIONES

Emprendedores Criptomonedas

Criptomonedas

Si es verdad que la creación de las llamadas “criptomonedas” ya tiene más de 8 años en circulación, el auge del tema es muy reciente debido a los grandes acontecimientos en la bolsa de valores, y es que durante el último año muchos han apostado por adentrarse al mundo de la moneda digital.

No obstante, pese a ser un tema emergente, Milton Friedman (Premio Nobel en economía) ya lo predecía en 1996: "Lo único que falta, pero que pronto se desarrollará, es un efectivo electrónico confiable. Un método para comprar en la Internet en donde se pueda transferir fondos de A a B, sin que A conozca a B o B conozca a A. En la forma en que uno pueda tomar un billete de 20 dólares, entregártelo y no exista ningún registro de dónde vino. Y se pueda recibir sin saber la identidad del usuario. Ese tipo de cosas se desarrollará en la Internet".

Dicho lo anterior, podemos entender a la criptomoneda como la última pieza del panorama de lo que llamamos Internet, siendo ésta el protocolo para transmitir dinero nativo digital, de la misma forma que cualquier archivo electrónico. A diferencia de Paypal o Apple Pay, los cuales se encargan solamente de transmitir el dinero de la estructura bancaria actual al ciberespacio.

La difusión se llevo a cabo mediante la publicación de un artículo en 2009 que hablaba sobre un sistema P2P (person to person) de dinero digital, bajo el seudónimo de Satoshi Nakamoto. Posteriormente, el software fue lanzado, creando la red del mismo nombre y las primeras unidades de moneda, llamadas Bitcoins.

En términos generales, como su nombre lo dice la criptomoneda es un algoritmo criptográfico en moneda que busca cumplir el almacenamiento del valor, la realización de intercambios y referenciar algún objeto. Sin embargo, hasta el momento sólo ha logrado la primera propiedad, que es almacenar.

Su funcionamiento se basa en tres premisas principales:

  1. Red de ordenadores descentralizados: Se trata de nodos repartidos por todo el mundo con copias de todas las transacciones que se han realizado, lo que quiere decir que está fuera del control de cualquier gobierno, institución o entidad financiera como la bolsa de valores. Su control lo realizan, de forma indirecta mediante sus transacciones, los propios usuarios a través de los intercambios P2P.
  2. Minería de criptomonedas: Son aquellas personas que forman parte de los nodos, y que tienen el incentivo económico cada vez que se generan Bitcoins nuevos, pues su producción y valor se basa en la oferta y la demanda, con un límite fijado de 21 millones de monedas, posibles a alcanzar en 2030.
  3. Exchanges: Permiten cambiar monedas tradicionales como el euro o el dólar por la Bitcoin y almacenarlos en las wallets o carteras; aplicaciones para guardarlas o intercambiarlas. A partir de ello, una vez efectuada cualquier transacción se replica en toda la red de ordenadores, de manera que ya no es posible de modificar, puesto que para hacerlo se tendría que modificar la transacción en todos los ordenadores, es decir que cuanto más grande sea la red de Bitcoins más seguras serán las transacciones. También se pueden intercambiar otras altcoins, que van apareciendo día con día.

De este modo, se considera a la blockchain la tecnología responsable de la creación de la Bitcoin, dado que es formada por cadenas de bloques diseñadas para evitar su modificación una vez que un dato ha sido publicado usando un sellado de tiempo confiable y enlazando a un bloque anterior. Por ello, no sólo es capaz de crear diferentes criptomonedas, sino incluso es capaz de crear otros tipos de representación de valor como contratos inteligentes.

Los Tokens son básicamente contratos inteligentes que se usan dentro de un ecosistema para participar en un servicio o utilidad, por ejemplo, casinos que tienen sus propias monedas, útiles únicamente en su establecimiento. A causa de esto en los últimos años se han creado cientos de tokens debido a la facilidad con la que se pueden desarrollar, por lo que muchas empresas lo han utilizado como apalancamiento financiero. De ahí, el ICO (Initial Coin Offerings), una vez que las empresas crean un token, se decide cuál será su valor o para qué se va a utilizar, a fin de hacer una preventa y utilizar el dinero que ganan para financiarse.

Finalmente, hablar de la cotización de las criptomonedas como una alternativa a invertir en bolsa, puede ser un poco arriesgado si no se tiene el pleno conocimiento de las mismas, y no por la tan hablada burbuja financiera, pues en consecuencia al disparó de su revalorización si la Bitcoin no consigue convertirse en moneda podría quedarse como un simple almacenamiento de valor, y podría ser considerado como una especie de oro digital.

Por esa razón, la Bitcoin actualmente es considerada como un activo muy pequeño, una simple representación de la blockchain con más funcionalidades tecnologías disruptivas que van a cambiar muchas industrias en un futuro cada vez más cercano. Por lo que si se desea apostar por este sector se recomienda una investigación, cotización y entendimiento previo del mismo.