Home > Comercio Internacional > Todo lo que necesitas saber sobre el transporte y las aduanas terrestres
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5.00 out of 5)
Loading...

aduanas terrestres

Todo lo que necesitas saber sobre el transporte y las aduanas terrestres

Las aduanas son instituciones de fiscalización y control donde se registran y cobran los impuestos adecuados a cada uno de los bienes, servicios y personas que entran y salen de un país. Todas las operaciones de carácter internacional deben pasar por el ojo de las aduanas y sus agentes o fiscales, dependiendo principalmente del ministerio de economía o finanzas dependiendo del país y la estructura de su legislación. La aduana terrestre en concreto está situada en los puntos de acceso limítrofe de un país, monitoreando y controlando el tránsito de individuos y bienes, lo que resulta ser constante. El modo más sensible es el de personas pues suelen pasar individualmente por la cercanía de pueblos en ambos lados de la frontera o familias enteras a modo de turismo.

Las aduanas terrestres no se concentran en el peso de los productos o personas, más bien por la cantidad y si las características de cada uno concuerdan con los documentos que los representan. Según la función que ejerzan al momento se pueden clasificar primero en aduanas terrestres de entrada donde se reciben los bienes que serán distribuidos posteriormente luego de ser declarados para el comercio interno. Seguidamente se encuentran las aduanas terrestres de destino quienes reciben los productos y mercancías enviadas y el punto final de tránsito y el inicio del proceso de fiscalización. Finalmente se erigen las aduanas terrestres de paso fronterizo, si bien no emiten ni reciben, están encargadas de controlar los productos o personas en ruta de destino, generalmente ubicadas en cada una de las entradas de los países vecinos.

Tres tipos de aranceles pueden ser cobrados en la aduana terrestre, el primero es del tipo ad valorem, representando un porcentaje específico del valor total de los productos que son importados. Es el modelo más utilizado pues le da el poder a la aduana de controlar el ingreso de bienes imponiendo valores que eviten la dispersión de mercadería extranjera que ponga en riesgo al productor nacional. Es una manera económica de proteger la balanza de pagos del país que recibe el producto, manteniendo estable la relación de ingresos y egresos de su economía. El segundo tipo de arancel es el específico, donde se aplica un impuesto de acuerdo a su volumen o peso, usado solo en caso de que los productos no entran en grandes cantidades o es imposible hacerlo por unidad, un ejemplo claro es con la ganadería cuando llegan productos como maíz, harina o trigo. El tercer tipo es el arancel mixto o compuesto y combina los dos tipos anteriores, principalmente se usa a manera de control y regulación a ciertos productos que el país produce y busca tener sin competencia, asegurando su producción y consumo. Solo los países que sufren algún tipo de crisis de comercio interno la aplican por eso no es muy común. Las aduanas terrestres son muy importantes para la estabilidad económica de un país por ello sus métodos de fiscalización suelen ser exhaustivos para evitar que fuerzas externas dañen el bienestar y la calidad de vida de sus habitantes.

Revisar También

política de sustitución de importaciones

Lo que deberías saber sobre la política de sustitución de importaciones

Es un modelo económico adoptado en todos los países en vías de desarrollo luego de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *