La importancia de las aduanas fronterizas en el control de la inflación

0
9
aduanas fronterizas

El comercio exterior es muy importante para la economía de cualquier país ya que puede influir de modo negativo así como positivo. Es aquí cuando entran en acción las aduanas fronterizas, organismos gubernamentales encargados de aplicar la legislación propia del país relacionada a la importación y exportación de bienes y servicios, ubicándose en cada punto limítrofe con otros países vecinos. Al igual que en las demás aduanas, reciben el pago de impuestos y aranceles aplicables a cada producto o persona que entra y sale de la nación en cuestión. Su importancia reside en ser el punto final o de inicio de un tránsito internacional.

Las aduanas fronterizas se destacan por ofrecer un servicio de calidad gracias a su personal competente y utilizando los más avanzados elementos tecnológicos que simplifiquen el proceso de entrada y/o salida del bien o servicio, siempre con la misión de satisfacer las necesidades y expectativas de los usuarios. Los agentes de aduanas pueden ser naturales o personas jurídicas denominadas por el ministerio encargado de la economía, responsables de actuar ante los organismos competentes para efectuar los procesos que le sean solicitados, siendo estos la aplicación de impuestos, aranceles, revisión de productos y papeles reglamentarios. Si bien los impuestos pueden significar una buena forma de entrada monetaria sería imperativo establecer políticas de exportación que estabilice de gran manera la economía del país sin dejar consecuencias que perjudiquen la adquisición de servicios.

No solo el control de la entrada y salida de bienes y servicios está a cargo de la aduana fronteriza, también tienen el deber de proteger a la nación incautando todo aquello que pueda afectar la seguridad pública o su salud. De manera que al no poder salir de la aduana el producto no podrá afectar de ninguna manera al país pues nunca llegará al mercado ni a las calles. Del mismo modo protegen la industria regional al aplicar un impuesto especial a un producto que es producido o manufacturado en el mismo, dándole un modo más competitivo al propio que al extranjero. Lo primordial es mantener a flote la economía y solo se logra dándole importancia al productor nacional en consecuencia se establecen más y mejores empresas de mercadería nacional y diversifica el mercado.

Cuando el pago de un impuesto no es cancelado se incurre en un delito llamado defraudación aduanera, muy ligado al contrabando. Este tema es muy delicado porque se pone en riesgo el país a nivel económico y a nivel social. Estos son los objetivos que persiguen las organizaciones mafiosas cuando buscan evitar el pago de sus obligaciones en la aduana fronteriza tratando de vender productos a un precio mucho más inferior al del mercado local dejando sin opciones la mercancía local, las mercancías pueden ser desde pan hasta juguetes. Parecen cosas sencillas pero un país que importa más de lo que exporta deja en riesgo su economía, desestabilizándola y devaluando por ende la moneda local, empobreciendo al productor y su empresa. Todas estas consecuencias se traducen en pobreza general y problemas internos.

DÉJANOS TUS COMENTARIOS

Please enter your comment!
Please enter your name here