Cómo elegir al mejor proveedor de hosting para el sitio web de tu Pyme

8
52
hosting

Antes de contratar un servicio mensual o anual de un hosting, lo primero que se debe plantear es la finalidad del sitio web, tales como: ¿requiero un sitio web corporativo?, ¿voy a tener un ecommerce?, ¿tendré un blog personal o foro comunitario?, o en mejor de los casos ¿tendré un sistema mixto en donde tenga tanto el sitio web corporativo, un blog y además una ecommerce?.

Una vez que se tenga clara la finalidad, se deberá contactar al diseñador y preguntarle qué tipo de hosting requiere y funciones particulares necesita. Ya con esta información, recién se debe buscar al proveedor de hosting que brindará el servicio, y de preferencia que su soporte técnico esté en tu país.

En el mercado tenemos mucha oferta, pero muy pocas son empresas serias, ya que muchas de ellos ofrecen precios tan bajo que por sentido común es imposible cubrir con todos los costos operacionales y mucho menos tener un equipo tecnológico y técnico para brindad el soporte que cada cliente requerirá por lo menos más de 10 veces al año. Muchas de estas empresas cuentan con una sobredemanda en la capacidad técnica que un servidor (porque ni siquiera datacenter tienen) puede brindar sin estar saturado, que durante el día, tendrán picos en el alto consumo del procesador y la velocidad de carga o entrega de correos electrónicos será muy baja, al punto que será imposible enviar y recibir mails o esperar más a que su página web cargue en los tiempos normales.

No elijas un hosting con un registro de dominio gratis, ya que en realidad, la empresa registrará el nombre de dominio a su nombre, y cuando necesites cambiar de proveedor, no podrás migrar el dominio, por lo tanto, todo el trabajo de marca estará comprometido. Lo mejor que puedes hacer aunque te cueste un poco más, es registrar tu dominio de manera separada (puede ser con la misma empresa o con otra), esto quiere decir que tu dominio no esté vinculado con la compra de un plan anual de hosting. Se recomienda primero registrar el dominio y una vez que lo tienes, contratar el hosting y rechazar el dominio gratis aunque sea tentador.

Pregunta ya sea por teléfono, chat o ticket de consulta, si la empresa tiene data center propio o está brindando el servicio por medio de un reseller. Te recomendamos siempre que la empresa cuente con sus propios recursos porque son compañías que garantizan respaldo. En Internet, todos los meses nacen nuevas empresas de reventa, afiliados como también fracasan muchas otras. Por ejemplo, en México, sólo 3 empresas cuentan con sus propios data center, el resto son revendedores y extranjeras.

Decide el sistema operativo, por lo general, el 95% de los diseños web usan Linux ya que es más amigable, rápido y económico. El panel del hosting en su mayoría es Plesk y cPanel, ambas cumplen la finalidad deseada, elegir una u otra elevará posiblemente el costo y será una decisión de gusto y amigabilidad, nosotros recomendamos Linux con cPanel.

Aunque suene contradictorio, no te bases en las opiniones en Internet de los proveedores, el 90% es mentira, ya que son las mismas empresas de reventas que ensucian la imagen de sus competidores y de las grandes empresas para poder conseguir ventas por descarte.

Cuando veas los paquetes apóyate en un experto, muchos de los planes ofrecen el famoso ancho de transferencia mensual, para que tengas una noción, si tienes más de 10 mil visitas diarias (no será tu caso) llegan al Terabyte. Si cuentas con Google Apps for Works (actualmente G Suite), no te preocupes por la transferencia mensual, porque no consumirá nada de tu hosting.

Ya para finalizar estas recomendaciones, para que tengas una idea, un hosting serio cuesta mensual entre unos $3.00 y $10.00 dólares y posee su propio data center.

Te recomendamos seguir leyendo

  1. La importancia de un seguro amplio para tu vehículo de flotilla
  2. Descubre el funcionamiento de las cooperativas de trabajo asociado
  3. Cómo dirigir una empresa si no se tiene ningún tipo de experiencia
  4. Qué es el marketing digital y cuáles son sus beneficios
  5. Cuatro cosas que no deben hacer los nuevos emprendedores

8 COMENTARIOS

  1. Gerardo Martinez

    Toda la información es acertada, puedo decir que tanto 1and1, godaddy y hostgator dejan mucho que desear. Uno se va por el precio y el servicio es lento y se cae siempre y para que decir del soporte. Prefiero mil veces las empresas locales

  2. Ulises Beltran

    En lo personal nunca estoy conforme con el hosting que contrato, conozco a todas las empresas ya sean patitos, reseller y serias. Me decanto más con las gringas pero hay que hablar inglés y su factura no es deducible de inpuestos.

  3. Roberto Verduzco

    Yo tengo mas de 15 cuentas de hosting repartidas en diversos sitios web y puedo decir que lo que dice esta publicación tiene mucho sentido. Para una Pyme además del servicio, lo mejor es contar con una empresa que su facturación sea deducible de impuestos y que sea local. No hay nada mas contraproducente contratar un resellers que no duran el año y pierdes todo

  4. Violeta Méndez

    Yo estoy feliz con suempresa.com y no la cambio por nada

    • Fausto Ochoa

      Es buena aunque su soporte es algo lento pero es la primera empresa de hosting en México y ha durado en el tiempo

  5. Rocío González

    Tienen toda la razón, el año pasado vi un anuncio de GoDaddy en donde me regalaba el dominio y su hosting era muy barato. Pensé que eran importantes porque salían en la tele. Pero no me gustó y al cambiarme perdí mi dominio, ya que al ser regalado nunca dijeron que lo podía usar mientras fuera su clienta. Me cambié a HostGator y el mismo problema, pero al doble ya que su soporte es en inglés, que horror.

  6. Sergio Fuentes

    Yo me fui por el bueno, bonito y barato, que me trajo 3 cambios de hosting en un año, y aunque el sitio no tenía visitas, perdí el trabajo porque mi jefe pensó que perdió muchos clientes.

  7. Esteban García

    Muchas gracias por estos consejos, mientras leía recordé mis experiencias

DEJE SU COMENTARIO